blog - artículos, entrevistas, reportajes y crónica de marta jiménez

CARMEN CALVO. «A mí no me repotenció el ego ser ministra”



Una parte importante de su vida gira en torno a un consejo que le dio su madre: “cuando estés en las cosas, concéntrate, que sólo exista eso”. Sobre estas palabras la exministra socialista, ahora de nuevo profesora universitaria, ha desarrollado un aprendizaje que la estructura mentalmente y con el que sortea los cascotes de la dispersión que bombardea nuestro tiempo. Carmen Calvo tiene una vida nueva en varios escenarios -Cabra, Córdoba y Madrid- en la que debutará como abuela de un niño dentro de pocos meses. Aunque asegura que su viaje no está fuera sino dentro de ella, algo de lo que se ha dado cuenta a tiempo y por lo que ha puesto rumbo a su conciencia y autenticidad. Desde la placidez de su elegante ático cordobés, nos ha hablado de su vida con los alumnos de Derecho –de todos los cursos y a los que imparte desde Derechos fundamentales hasta Igualdad- de su antigua vida como ministra o de feminismo, con el bajo continuo de una crisis que esta ilimitada oradora ve como “una versión moderna de la guerra pero sin sangre. La apoteosis de un mundo que se está transformando totalmente y al que la política no sabe responder”.


Texto Marta Jiménez / Foto: Marta Frias
ElClubExpress.com: Has pasado más de quince años sin pisar las aulas ¿qué universitarios has encontrado?
Carmen Calvo: A personas más libres y que no les impone tanto la Universidad. Por otro lado, encuentro que este mundo de las tecnologías los trae con menos lecturas. Se nota en el vocabulario, por ejemplo. Yo quiero abrirles una ventana a hablar en público, que expongan, que debatan, que sepan pactar, así que dedicaremos tiempo a esto aparte del temario. La metodología es la que da estructura al ser humano. La mía será una especie de asignatura extra de ciudadanía.
En este tiempo en el que caen tantas certezas, ¿la Constitución se explica con la misma fe?
La última razón de esa fe es inconmovible y se llama libertad y respeto.  Eso hoy reviste la forma política de democracia, que es lo que hay que perfeccionar. Jurídicamente a esa base hay que ponerle una gran norma, la Constitución. Esa es otra idea inconmovible. En esos esquemas elementales mi fe es la misma. De hecho, creo que han faltado acuerdos políticos transformados en normas y por eso estamos en esta situación de crisis. Si hubiésemos sabido qué hacer con los bancos y con los mercados financieros, no estaríamos en estas. La historia nos demuestra que primero van esos excesos y desmanes y detrás va el ser humano haciendo política y haciendo leyes. Si miras el siglo XIX y el XX es la copia de esto en otros temas. En vez de guerras financieras tuvieron guerras humanas y la gente en vez de quedarse en el paro era pasada a bayoneta. Hemos conseguido ponerle normas a eso, resolviendo la propia brutalidad humana. Y yo no he perdido la fe en esto pero sí en determinadas cosas en la política que tienen que cambiar de blanco a negro. En las instituciones y en los partidos, y lo digo desde mi madurez. Entiendo que haya gente agarrada a un cargo pero eso no debe ocurrir. La política debe impregnarse de nobleza y a ella deben llegar los mejores.

Carmen Calvo©Marta Frias
Por temor a caerme desde la altura, voy por el llano” escribió María Zambrano en una de sus cartas, ¿las alturas se pueden abandonar?
Yo he abandonado libremente alguna altura. No soy diputada porque tenía un principio que no me quería saltar conmigo misma (el de compartir candidatura con Rosa Aguilar). Hay que dejar de pensar que hay alturas y bajuras, hay vida. Quien es incapaz de ver el dolor también es incapaz de sentir placer nunca.
¿Qué ocurrió realmente entre bambalinas para que te cesaran como ministra?
Cuando ha pasado el tiempo y he vuelto a coincidir con Zapatero sintiéndome cercana a él en terreno personal, me he dado cuenta de que él adivinaba en mí discrepancias. Él intuía que había cosas en la política que veíamos de forma diferente, por ejemplo la reforma de los estatutos, cosa que le dije, las relaciones con la Conferencia Episcopal y asuntos de mi propio Ministerio. Estaba en su derecho de prescindir de una ministra que  estaba retranqueando en muchos temas y a las 48 horas de ser cesada me di cuenta de que estar fuera del gobierno estaba bien.
No te dio tiempo a modificar la Ley de mecenazgo o patrocinio cultural ¿el futuro de la cultura depende de esta ley?
Dejé un borrador sobre el mecenazgo y la propiedad intelectual, que a mí me preocupaba mucho. El mecenazgo es el futuro de la cultura incluso si no existiera esta crisis. Mientras sigamos viviendo en un sistema capitalista de mercados hay una parte importante de los recursos que va a tener el empresariado por encima de los trabajadores. Y es tan injusta esa asimetría, que si no la puedes recaudar por la vía de los impuestos, el mecenazgo es una manera de volverlos a conseguir voluntariamente y que repercutan en el ciudadano. Es una idea muy socialista. Eso sí, no es la forma de financiar la cultura. Una biblioteca o un teatro tiene que construirlos el Estado. Nunca abandonaría las políticas culturales públicas, que son el núcleo central de la existencia de un estado, pero creo que el mecenazgo es una manera de recuperar fondos por la vía amable y elegante. Añade fondos a los fondos públicos de manera justa.
¿Qué es lo que más echa de menos del poder?
Nada. Tiene unas servidumbres tremendas. El poder es como un fantasma que te usurpa tu propia vida. A poder cambiar la cosas me sigo dedicando desde que me levanto por las mañanas. El poder institucional es una novedad histórica para las mujeres y para un hombre ser ministro significa repotenciar su ego, por eso lo paga a cualquier precio. Pero a mí no me repotenció el ego el ser ministra. Me dio satisfacciones cívicas y tuve un coste humano tremendo.

Carmen Calvo©Marta Frias
¿La mujer en España seguirá dando pasos atrás o crees que será capaz de fortalecer lo que tanto le ha costado conquistar?
Si cogemos las estadísticas hemos perdido terreno en todos los ámbitos. Lo último es que a las mujeres autónomas se les ha retirado el pago de su baja por maternidad. La economía española tiene una base de pequeñas y medianas empresas y de autónomos. ¿Cómo se atreve un sistema democrático a decirle al cupo de mujeres entre 20 y 40 años que no se hagan autónomas o no sean madres quitándole derechos? Lo que producen estas mujeres es lo único importante para España, los futuros españoles. La segunda cosa la ha hecho Gallardón, un hombre muy de derechas, recortando unos derechos a las mujeres sobre la interrupción voluntaria del embarazo que tienen en toda Europa. Desgraciadamente habrá menos madres porque la gente tiene que comer. Y la política no puede estar negando la realidad. Creo que no puede haber nada más difícil en España que ser mujer, madre, trabajadora y joven. Por eso la política tiene que empezar en el mismo punto en el que empieza la vida, cuando una mujer está embarazada no cuando un individuo decide invertir en bolsa.
¿Existen hombres feministas?
Yo no creo en eso. No creo que un hombre pueda ser feminista y los que crean que lo son están ocupando un lugar que no les corresponde. Es como si me dices que Botín va a coger una pancarta el 1 de mayo. Los hombres forman parte de la realidad del machismo y el patriarcado, igual que las mujeres, que también pertenecen a ese clima. Por eso no nos podemos cambiar de bando. Las propias mujeres seguimos reproduciendo esquemas que van en contra de nuestros propios intereses y por esa misma razón, es difícil entender que un hombre lo sea. Se es feminista cuando se está en las coordenadas injustas de ese modelo, en donde no está ningún hombre. Hay muchos hombres que lo entienden todo y ayudan mucho, pero ellos no se pueden cambiar de su sitio, de estar beneficiándose de ser hombre.
¿Entiendes a los antitaurinos?
Los entiendo sólo desde el punto de vista de que no le gusten los toros. Yo no veo que defiendan a las gallinas, que son muy maltratadas, ni a otros animales. A lo mejor les pasa una cosa muy simple, que no le gustan los toros. Y lo entiendo, porque es el único lugar en el mundo en donde se ventila la vida y la muerte en directo. A los que defienden a todos los animales y no comen carne, los entiendo más, pero la mayoría de los antitaurinos solo defienden a ese animal.
¿Algún libro te ha cambiado la vida? 
‘El lobo estepario’ de Hermann Hesse, porque me di cuenta que esto es una película en la que puedo estar dentro y fuera. Haber hecho un camino lo más auténtico posible se lo debo al hecho de no haberme creído la película del todo. Y eso me da mucha libertad
¿En Córdoba hay futuro?
Tiene que haberlo sí o sí. Es bonita donde las haya y está colocada en un lugar estratégico del sur de Europa, así que no le queda más remedio que tener futuro por sus razones estructurales. Seguimos siendo la tercera ciudad de Andalucía, con estupendas conexiones y no me creo que no tengamos un futuro mejor del que merecemos. Deberíamos construir una ciudad armoniosa entre la historia que le pesa y la modernidad más atrevida, pero para eso hace falta mucha inteligencia.

Deja tu comentario

  • (will not be published)

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>