blog - artículos, entrevistas, reportajes y crónica de marta jiménez

Beatriz Sánchez: “A veces me pregunto ¿por qué tengo que hacerlo todo tan feo?”

(Mensaje de Whatsapp) Hola Beatriz, dime si te apetece hacer la entrevista en algún sitio de Córdoba que tenga que ver contigo.

(Audio de Whatsapp) No me des ideas, porque ya se me está ocurriendo el colegio de monjas donde tripití EGB, tripití. Eso es el origen de todo si te digo la verdad: Las Esclavas.

(Mensaje de Whatsapp) No te creo!!! Yo también estuve allí… esas madres, ese túnel, ese Sagrado Corazón de Jesús, esa Santa Rafaela María Porras Ayllón…

(Mensaje de Whatsapp) Lo hacemos allí? 👀

(Mensaje de Whatsapp) Voy a preguntar.

Lo que sigue es la conversación con la creadora visual Beatriz Sánchez (Córdoba, 1977) tras un tour por su colegio de las Esclavas, en la cordobesa plaza de San Juan, de la mano de su amabilísimo director David Fernández. Una gran charla que arroja luz sobre la actitud punky de esta artista que mezcla lo digital con lo analógico, que ama el humor, el disparate, lo grotesco y la basura, que dispara a pie de calle contra las imágenes que producen tanto el sistema como la cultura elitista y que ha acabado acomodada al low cost que ha marcado su vida artística. Y la otra, también.

Seguir leyendo en Cordópolis

[addtoany]

Nieves Galiot: «Para hablar de mis obras siempre se recurría a la palabra sensibilidad. Ahí lo dejo»

Las obras de Nieves Galiot han sido una suave luz atravesando la oscuridad cultural contemporánea de la ciudad. Una luz engañosa que regalaba fogonazos al mirarla de cerca. A mitad de los 90 Nieves era una de las escasas artistas veinteañeras que producían en Córdoba. Acababa de montar su taller de grabado y de collages y de objetos encontrados, su particular universo en el barrio de Las Costanillas. Desde allí lleva más de dos décadas disparando a la innegable belleza de todos los monstruos.

Licenciada en Bellas Artes y profesora de Artes Plásticas en secundaria, Galiot no dudó en salir a la escena artística sacando y dedicándole tiempo y energía a ese impulso creador que tantas mujeres han tenido que reprimir a lo largo de la historia. Esas de las que nadie ha oído hablar en su vida académica porque todos los «grandes creadores» fueron hombres.

La artista ha inaugurado esta semana en el patio del Colegio de Abogados una espléndida instalación titulada Toda persona. Nadie, que «lee mal» la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Armada con un pirógrafo, Galiot ha ido quitando palabras a los artículos de este texto. Literalmente las ha quemado y ha dejado la huella de esta acción. Además, no ha estado sola. Su hija Candela, de 8 años, la ayudó en su tarea y quemó la palabra «Estado». Una subversión poética que estará abierta en este espacio hasta el 12 de diciembre.

Seguir leyendo en Cordópolis

[addtoany]

Eric Calderwood: «La celebración de al-Andalus también fue una parte importante de la cultura fascista»

Eric Calderwood en una imagen tomada en Tánger

Este libro busca establecer la genealogía de la identidad andalusí en Marruecos. Las respuestas eruditas y hermosamente escritas que aporta el autor en sus páginas, el investigador norteamericano Eric Calderwood, dejarán asombrado a más de un lector que volverá a constatar que algunas realidades difieren ampliamente de cómo le han sido contadas.

Al-Andalus en Marruecos (Almuzara, 2019) avanza la afirmación de que la identidad andalusí de Marruecos no parte de la Edad Media, sino que es un producto del encuentro colonial entre España y el país magrebí en los siglos XIX y XX. Una identidad en la que el franquismo influyó significativamente y que ha resultado clave en la doctrina nacionalista marroquí contemporánea.

Seguir leyendo en cordópolis

[addtoany]

José Carlos Ruiz: «La felicidad en el fondo sería seguir deseando lo que ya tienes»

El protagonista de esta entrevista es un profesor de Filosofía que se ha hecho famoso hablando de su materia. Bajando la Filosofía de su pedestal teórico, académico y jeroglífico y llevándola al terreno de la divulgación. José Carlos Ruiz (Córdoba, 1975), saltó a los medios y a miles de lectores gracias a libros como De Platón a Batman (Toromítico, 2017) y El Arte de Pensar (Berenice, 2018), una obra que ya va por su quinta edición y que tiene su versión infantil, aunque enfocada a los padres.

Entre libro y libro, radios y televisiones, la rutina de este profesor se pasea por las aulas del Instituto Ángel de Saavedra y las facultades de Filosofía y Letras y Magisterio, donde experimenta con la chavalería desde secundaria hasta la universidad. Una mina. Su sueño es el de recuperar la parte práctica filosófica que existía en la Grecia antigua, muy útil a la hora de encontrar un modo aplicable de ver la vida y que puede ayudar mucho a la gente, dentro de cada circunstancia, a entenderse mejor y a entender mejor a los demás.

Especializado en pensamiento crítico, este profesor es de los que creen que pararse a pensar significa hoy agonizar porque la acción está ganando la batalla. Lo esperanzador en medio del caos es que su discurso se encuadra dentro de un optimismo confeso.

Seguir leyendo en Cordópolis

[addtoany]