blog - artículos, entrevistas, reportajes y crónica de marta jiménez

‘El reino’: Dios te guarde de los compañeros de partido

“Hay amigos íntimos, amigos, conocidos, adversarios, enemigos, enemigos mortales y… compañeros de partido”. La memorable frase es de Giulio Andreotti, el político demócrata cristiano que estuvo en el centro de la política italiana durante la segunda mitad del siglo XX y al que Paolo Sorrentino retrató en Il Divo. Una película que en 2003 nos puso un espejo que reflejaba la “italianización” que empezaba a sufrir la política española, salvando las escasas distancias.

Entre las imágenes que nos devolvía aquel filme estaba la del enorme poder que manejan los partidos políticos y lo fácil que resulta que las estructuras de algunos de ellos se conviertan en bandas mafiosas pobladas de bandidos, más que en servidores públicos y guardianes de la Democracia. Y es ahí donde emergen los “compañeros de partido” que citaba Andreotti como las ratas que abandonan el barco que se hunde o a un compañero que muere políticamente. Justo lo que retrata El Reino.

Seguir leyendo en Filmand

Antonio de la Torre: “He hecho papelones a partir de los cuarenta porque soy hombre”

Antonio de la Torre es el actor con más películas en la edición 66 del festival de San Sebastián, en donde no ha parado de ir a galas, coloquios y hacer entrevistas desde el pasado sábado con un aroma exultante que no se le va de la cara. Y es que el malagueño no está aquí con cualquier papel, sino con enormes personajes, dos de ellos protagonistas y otro parte de un reparto coral, de los que huelen tanto a premios como a resistencia en la memoria de los espectadores.

Para empezar, se mete en la piel de Pepe Mujica en La noche de 12 años, de Álvaro Brechner, centrada en el tiempo de cautividad que el después presidente uruguayo vivió junto al ex ministro de defensa Eleuterio Fernández Huidobro, y el periodista y escritor Mauricio Rosencof. Tres protagonistas en un filme duro, sobre las condiciones penosas y las torturas a las que fueron sometidos tres hombres que prometieron ser diferentes al régimen que los maltrató, y que lo lograron.

Un emocionado pase el pasado domingo en el K2 de la ciudad donostiarra acabó con media platea entre lágrimas y al actor diciendo esa frase tan peliculera de que el día que se retire esta película habrá dado sentido a su carrera.

El malagueño también protagoniza El reino, la electrizante tercera película de Rodrigo Sorogoyen donde encarna a un político corrupto en uno de los pocos filmes que miran cara a cara a las cloacas de la política española actual. La película, muy bien acogida en San Sebastián y con estreno a la vista el próximo viernes 28, da sentido a la famosa frase de Giulio Andreotti sobre que existen los amigos, los enemigos y después están los compañeros de partido.

Por último, De la Torre también forma parte de Tiempo después, la secuela de Amanece que no es poco, dirigida por José Luis Cuerda, una coproducción con parte andaluza. Dentro de su reparto coral con Roberto Álamo y Blanca Suárez, la almeriense Nerea Camacho y los sevillanos Manolo Solo y Estefanía de los Santos, además de cómicos como Raúl Cimas, Joaquín Reyes o Andreu Buenafuente, Antonio hace de cura surrealista, etiqueta ajustable a cualquier personaje de la trama.

Sentado en el cuartel general del festival, el hotel María Cristina, el actor habla, ríe y se emociona ante este momentazo en su carrera.

¿La noche de 12 años te ha hecho ver a Pepe Mujica aún con mejores ojos?

Seguir leyendo en Filmand