blog - artículos, entrevistas, reportajes y crónica de marta jiménez

PRIN’ LALÁ: “Somos un experimento»


Su nombre viene  de una mascota célebre del poeta maldito Leopoldo María Panero, quien apareció hace pocos días en la presentación de su último disco, ‘Un nuevo orden’ en el Palacio de Viana. Un trabajo pop y conceptual en el que 13 canciones hilan la narración de una historia interestelar: el rapto de las tres componentes de Prin’ Lalá por unos extraterrestres y su buena vida en el planeta Gregorian mientras estudian, a través de ellas, el comportamiento humano. Hasta que empiezan a echar de menos su vida en la tierra y Marsuf las rescata encontrándose al volver todo cambiado.

Texto:Marta Jiménez / Foto: Marta Frías
Charlamos con dos de las tres componentes del trío –Macarena y Blanca- en el mismo lugar donde grabaron el disco, el estudio Eureka en el corazón del Juramento y reserva espiritual del indiepop. Las acompaña el alma del invento, su primo Fernando Vacas que nos ameniza la charla con acordes de guitarra. Están a punto de dar su primer concierto de la gira, al día siguiente, en el Festival Monkey Week y no asoma un gramo de inquietud. Solo risas, ilusión y buena rollo.

KISS THE FUTURE




Esta semana el futuro le ha dado un beso a la ciudad. O Córdoba se lo ha dado al futuro, no lo tengo nada claro. El lunes, Mario Fernández, presidente de Kutxabank, ergo de Cajasur, vino a anunciar la buena nueva de que la entidad de la paloma ya es la más solvente de Andalucía. “En Cajasur bastaba con aplicar un modelo de gestión distinto”, dijo Supermario en Córdoba. Y tanto. El martes, ese modelo de gestión tan contrario a tiempos pretéritos, convirtió la joya cultural de la corona bancaria en Córdoba, el Palacio de Viana, en una nave espacial. Casualidades y causalidades de la vida.
Porque si importante es el dinero -qué pena-, más importantes son los símbolos. El grupo cordobés Prin’ La Lá, pilotado por el comandante Vacas, ha sido el encargado de limpiar el palacio de los marqueses, ya no del polvo de cinco siglos, sino de la caspa acumulada en sus bargueños, tapices y porcelanas durante las últimas dos décadas. Sus  estancias barrocas son el escenario del nuevo videoclip del trío, lleno de niños disfrazados, guerreros espaciales glam y fantasmas. Su presentación consistió el martes en un paseo nocturno, a modo de intervención, por sus doce patios acompañado de efectos sonoros, velas, músicas que salen por las ventanas o radios bajo el agua. Una dimensión, la contemporánea, prácticamente desconocida en este lugar tan hermoso.
Es verdad que han tenido que venir de otro mundo para que entre el aire de nuestro tiempo en Viana, pero, felizmente, esos alienígenassiguen contando con el talento de aquí. El disco de Prin’ La Lá es uno de los acontecimientos indies de la temporada y la ciudad ha sabido estar a la altura. Y todo ello ha ocurrido en una cosmosemana de poetas, cantautores al atardecer de una azotea y hasta un encuentro de ‘Wordpress’ en Córdoba. El círculo lo ha cerrado Boriso Viana, uno de los muchos sobrenombres de Boris Vian, artista nombrado hasta la obsesión en una canción de lalá. Con todo ello he repostado optimismo y he entrevisto a la ciudad como metáfora de un porvenir intergaláctico. Kiss the future.