blog - artículos, entrevistas, reportajes y crónica de marta jiménez

“YO TAMBIÉN HE IDO A LA FILMOTECA DE ANDALUCÍA”


Una Filmoteca se interesa por investigar, recopilar y difundir el patrimonio cinematográfico, aparte de proyectar desde referentes de la historia del cine hasta las últimas tendencias en celuloide y videoarte. Eso  sobre el papel. En la práctica, estos centros crean, además, hábitos culturales mientras luchan contra el tiempo y el mercado. Nuestra versión sureña es la Filmoteca de Andalucía (www.filmotecadeandalucia.com), un lugar cuya sede principal poco tiene que envidiar al modernista Cine Doré -que acoge en Madrid a la Filmoteca Española- y que en la pedrea del reparto de las instituciones culturales por el territorio andaluz recayó, hace 25 años, en el corazón de la Judería cordobesa.

La institución cultural ocupa parte de un antiguo hospital renacentista a dos pasos de la Mezquita, con patios y arcadas, suelo empedrado, una sala con el nombre de la pionera Josefina Molina, otra con el del inclasificable Valdelomar y entradas a 0’90 euros. Una nave nodriza que se extiende a toda Andalucía con salas de proyección estable –una vez por semana, eso sí- en el centro de Sevilla y de Almería y en la Biblioteca universitaria de Granada. “Echo en falta mayor proyección periférica porque existen ciudades, barrios, o zonas rurales que no se benefician de la Filmoteca, pero por ahora no se puede. Es una falla que tenemos y que nos gustaría poder salvar” se lamenta su director, Pablo García Casado (Córdoba, 1972) en una entrevista para CineAndCine. Pablo, poeta y tan defensor de las periferias que su primer poemario se tituló “Las afueras”, ocupó el sillón de director de esta casa de películas hace cuatro años, durante los que ha logrado aumentar tanto el número de espectadores como los programas educativos para escolares. “Si queremos un espectador en 2024 hay que generarlo ahora. Igual que la Filmoteca tiene que preparar los soportes para conservar un celuloide durante doscientos o trescientos años, lo mismo hay que hacer con los programas educativos para que esta experiencia cultural no se pierda”.

Aunque tanta armonía cultural se ha visto amenazada. Más bien algunos han visto el peligro sobre la sede principal de la Filmoteca en las últimas semanas. La culpa la tiene un fallido proyecto de nuevo Palacio de Congresos y la petición, por parte de algunas voces de profesionales de la ciudad que aseguran no haber pisado ninguna de sus salas y que hasta se preguntan quién lo ha hecho alguna vez, para que el vecino Palacio de Congresos se amplíe por la Filmoteca y ésta se mude a otra parte. La respuesta ciudadana, capitaneada en las redes sociales, ha sido inmediata: carteles con fotografías de Laurence Bacall, David Lynch u Orson Welles bajo el título “yo he ido a la Filmoteca de Andalucía” e indignación de muchos de los más los 25.000 espectadores que vieron...

ÁFRICA EN CÓRDOBA



Hay días en los que Córdoba adquiere una luz africana. Pero ni aun así nos acordamos de ese continente del que tan solo nos separa una callejuela de agua. Desde nuestra posición tan sólo sabemos mirar al norte, al este y al oeste, algo que al menos cambiará entre el 13 y el 20 de octubre, semana en que se celebra la novena edición del Festival de Cine Africano, que de Tarifa salta 320 kilómetros al norte.
Todo el mundo conoce lo mal que lo están pasando los pueblos africanos: las frecuentes guerras, las terribles hambrunas, las enfermedades como la malaria  y el VIH que están minando a la población, los dictadores degenerados y las políticas de los gobernantes de los países del norte. Terribles árboles que ensombrecen un bosque hermoso, lleno de color y de creatividad. África cuenta y África narra. También con imágenes.
95 películas, procedentes de más 30 países tendrán el honor de “ofrecer a los cines de África una plataforma para alcanzar al público y los profesionales del cine europeos”, según la organización del FCAT-Córdoba. Además de cine, el festival ofrecerá actividades para profesionales, exposiciones y actividades paralelas para todos los públicos. Su directora, Mane Cisneros, ha señalado que el Festival de Cine Africano, el único evento español dedicado a estas cinematografías, «quiere ser la ventana a la que se asomen las personas interesadas en acercarse a África, un continente a menudo desconocido y pasto de los prejuicios, a través de sus cineastas». El renovado Teatro Góngora, la Filmoteca de Andalucía y el espacio Rey Heredia 22 -con proyecciones nocturnas al aire libre- prestarán butacas y pantallas para bucear en la filmografía del vecino continente.

‘EL HIJO 10’ DE ÓSCAR LORCA Y CHEMA ARGENTE, TRIUNFADORA EN EL CERTAMEN DE CREACIÓN AUDIOVISUAL DE CABRA



Adriana Ozores y Fran Perea logran los accésits de interpretación y el jiennense David Heredia se queda con la mejor producción amateur por ‘A Laponia’.

Cabra no es San Sebastián ni su Certamen de Creación Audiovisual tiene los altos vuelos de Zinemaldia. Tampoco le hace ninguna falta. Solo que cada año ambas citas coinciden en fechas y mientras en el norte reciben a estrellas de Hollywood, en el sur se da la bienvenida de forma más humilde pero igual de glamourosa a gentes, la mayoría, del cine andaluz que firman autógrafos y se fotografían con sus fans sin echar de menos la puerta del María Cristina. El Teatro El Jardinito se convierte cada año en un exclusivo Kursaal de la capital Subética para inaugurar, desarrollar y despedir esta cita que ofrece algo más que cine y cortometrajes. Un certamen que fotograma a fotograma ha cumplido su edición número diecisiete y que se despidió el sábado con una gala solidaria a beneficio de Cáritas, presentada por Ángel Garó, en la que se hizo público el palmarés de los cortometrajes que han participado en la sección oficial a concurso, se entregaron los premios y se homenajeó al actor sevillano Paco Tous, quien también recibió el suyo: el premio ASFAAN de la asociación de festivales andaluces.

El premio gordo, llamado ’17 Certamen Nacional de Creación Audiovisual de Cabra’, recayó en esta última edición al cortometraje ‘El hijo 10’, de los catalanes Óscar Lorca y Chema Argente, por una historia sobre una pareja que decide comprar un hijo a la carta. En la mejor producción amateur, el premio ‘Juan Muñoz’ fue a parar a las manos de David Heredia, un joven realizador de Beas de Segura (Jaén) por ‘A Laponia’, una irónica reflexión sobre cómo encontrar trabajo en esta remota región finlandesa, y corto que se puede ver en la plataforma Vimeo. Por su parte el ‘premio 5’, a la mejor obra de menos de cinco minutos lo consiguió ’85.12.30’ de Manuel Bartual y el Premio al mejor cortometraje de animación fue para Jaime Maestro por ‘El vendedor de humo’.


La actriz Adriana Ozores y el actor Fran Perea ganaron los accésits de interpretación femenina y masculina, la primera por ‘Fracaso escolar’ de Gracia Querejeta, y él por ‘Life vest under your seat’ de...

MANOLETE Y LA ANTOLOGÍA DEL MAL GUSTO


En una plaza de Córdoba se puede admirar uno de los monumentos que tienen el honor de figurar en la antología del mal gusto mundial. Se trata del enorme conjunto escultórico que homenajea al matador de toros Manolete en la Plaza del Conde de Priego, en el barrio de Santa Marina, donde se crió el torero. 

El monumento figura en la lista de ‘Kitch. An antology of bad taste’ que publicó en Londres Gillo Dorfles en 1969. Y es que Manuel Rodríguez Sánchez no ha tenido demasiada suerte con los homenajes contemporáneos que le han brindado los círculos extrataurinos.  El último que no le hace justicia es el recién estrenado filme dirigido por Menno Meyjes que nos narra los últimos años de la vida del diestro cordobés, cuando se acaban de cumplir 65 años de su muerte en Linares. ‘Manolete’ ha llegado a la cartelera española seis años después de terminar su rodaje a causa de toda clase de problemas: embargos, dificultades financieras y denuncias judiciales. Llega tras haberse estrenado en diversos países –incluso en DVD o con pases en aviones- y haber cosechado pésimas críticas.

En Córdoba, la ciudad del torero, la película llegó tan solo a una sala de multicines que no se ha llenado ningún día. Aunque todo cambió a las dos semanas del estreno cuando el hermoso Coliseo de San Andrés, uno de los históricos cines de verano situado a dos pasos del barrio de Santa Marina, la programó consiguiendo que la unión de noche al fresco, bocadillo de tortilla y película muy esperada arrastrara a centenares de cordobeses a juzgar por sí mismos si la cosa era para tanto. Y es que en la ciudad de Manolete había mucho morbo por conocer cómo se había abordado la vida del mito, a pesar del rechazo que al principio produjo que ni una sola escena del filme se rodase en su casco histórico. Ni siquiera hubo tomas de recurso. Nada. La productora Lolafilms prefirió recrear las callejuelas de la ciudad de la mezquita en Cádiz y Carmona, y los espacios interiores en Alicante.
  
En el lado taurino cordobés están los círculos “manoletistas”, en donde no querían que la película se estrenase ni en pintura. Capitaneados por Manuel Benítez ‘El Cordobés’, muchos aficionados llevan años criticando el hecho de hacer una película de toros sin tener la más mínima idea de la fiesta. Para colmo, que el torero se desayune una raya de coca en la primera secuencia, que el filme destaque su pusilanimidad y recree demasiadas escenas de sexo con Lupe Sino, además de contar múltiples inexactitudes biográficas del diestro, no ha hecho si no avivar la llama.

Para Fernando González Viñas, director del Boletín de Loterías y Toros, revista tauro-literaria editada en Córdoba, “el director (un brasileño) se ha leído el libro ‘Espejo de la Tauromaquia’ (1937), de Michel Leiris, y ha pretendido llevar esas imágenes simbólicas (los olés son orgasmos, la lucha de sexos en la plaza, la erótica del toreo) a la pantalla. Claro que el director ni tiene idea de lo que es una pantalla ni de qué es la erótica”.

A todo ello se suma que ninguno de los actores protagonistas haya promocionado la película. Empezando por el hermano mellizo de Manolete, Adrien Brody, muy elegante según algunos entendidos a la hora de darle muletazos al toro mecánico que se utilizó para las escenas del toreo, ni Penélope Cruz, quien recientemente ha concedido entrevistas a medios españoles para hablar...