blog - artículos, entrevistas, reportajes y crónica de marta jiménez

¿Quieres conseguir cosas de gente de confianza? La respuesta es ‘Favorey’

Una app con diseño y desarrollo en Córdoba, empresa en Londres y financiación de Oriente Medio acaba de ganar el premio a la mejor aplicación para consumidores de la London Tech Week

favorey4

Delphine Gimbert, Toni Castillo, Juan Clemente López y Javier Jiménez | MADERO CUBERO

Imagine el lector y la lectora por un momento que vive en Londres. Y que un buen día en un ataque de morriña cordobesa se muere por un salmorejo, pero no tiene ni idea ni de cocinar ni conoce ningún bar español donde lo sirvan decentemente. ¿Y si existiese una herramienta digital con un muro de peticiones en la que postear “soy nuevo en Londres, soy de cordoba y me gustaría comerme un salmorejo pero aquí no conozco a nadie que lo haga”? ¿Y si alguien de ese mismo barrio londinense supiera cocinarlo, se ofreciera a hacerlo cómo y cuándo quisiera quien lo demanda y se pudiese acordar entre los dos un precio para el servicio? La respuesta es Favorey. Una app para IOS y Android que se pone en marcha este verano en la zona centro de Londres para comenzar a andar e ir expandiéndose por todo el globo.

Seguir leyendo en Cordópolis

El rey de la noche

970640_1

El economista Milton Friedman regañó alguna vez a los empresarios por distraerse de su misión social: hacer dinero. No tengo la menor idea de si Martín Cañuelo, el hombre del cine de verano en Córdoba, ha leído a Friedman alguna vez, pero seguro que no comulga con la neoliberal cita. Para el gestor de los cuatro cines de verano del casco, y propietario de tres de ellos al arrebatárselos de las garras a Sandokán vía subasta pública de la Agencia Tributaria (o subasta poética, qué maravilla de ciudad), no todo es mercantil. Y eso que tiene que pagar hipotecas, la reforma de la Casa del torreón de la Fuenseca, catas arqueológicas, sueldos, películas o el blanqueo de sus terrazas veraniegas que, por cierto, mañana vuelven a abrir las noches de verano. El secreto es que existe un valor agregado a todo ello que tiene que ver con los sueños.

Leer más –>

José María Báez: “Nunca he tenido el trono de Córdoba”

 Cruzar el patio y entrar en la casa del artista y pensador José María Báez, la que comparte con su mujer y también artista Dorothea Von Elbe, es muy parecido a hacerlo en cualquier templo particular. Allí, en el comedor, están nombrados sobre el muro, con la tipografía característica de su obra pictórica, los dioses de la casa: Malevich, Palermo, Nolde, Sánchez Cotán, Rothko y Schlemmer.