blog - artículos, entrevistas, reportajes y crónica de marta jiménez

Rosa Colmenarejo: “En los patios no se piensa en el mañana sino en el ayer”

El patio de la Capilla del Palacio de Viana es uno de los favoritos de la paisajista Rosa Colmenarejo. Y allí la cita Cordópolis para charlar. Se trata de un patio en penumbra, fresco, de carácter sobrio y lleno de arqueología. El techo vegetal lo conforman árboles cítricos y es un espacio sin flores. Solo hay helechos y macetas de clivias. Reina el silencio, el rumor del agua y el canto de los pájaros. Toda una invitación a la calma y la introspección.

Fue el primer patio que visitó Rosa en su primera visita como no turista a Córdoba. La llevó hasta este espacio el arquitecto Rafael Obrero y allí se quedaron charlando hasta que los echaron. “Si yo pienso en un patio, esta es la foto fija que me viene a la cabeza”, confiesa. Para Colmenarejo, este es un patio que mezcla lo profesional con lo emocional y da gusto oírla hablar sobre la organización de los naranjos, el sentido de la fuente, la presencia de las flores, que no hay. “La contención que tiene es muy japo”, describe. “Descubrir esto fue una reconciliación porque yo venía muy influenciada por el patio japonés y mi primera impresión de los patios de cordoba fue muy flower power, mucho color, mucho subidón de macetas pintadas. Aquí hay una parte de lo que yo concibo como belleza”.

Leer más –>

Asier Etxeandía: “Impresiona ver a Madonna caerse”

Selfie de Asier y Gora felices de haberse encontrado en la vida
El todoterreno artista bilbaíno se instala este fin de semana en el Gran Teatro con su aclamado El Intérprete, un show que mezcla música en vivo con striptease emocional

Este selfie es telefónico y Gora, el cachorro bichón maltés de Etxeandia, es la gran protagonista. Mientras sucede la charla, la perra se descubre por primer a vez en el espejo y a su amo se le cae la baba sin poder evitar cortar sus respuestas y narrárselo a su interlocutora. “Entiéndelo, es un momentazo familiar”, se disculpa. Como para no entenderlo. “Estoy locamente enamorado de ella”, confiesa acto seguido mientras Gora (que significa viva en euskera) prosigue su monólogo ante el espejo. De casta le viene al bichón.

Leer más –>

Margarita R. Schrader: “La ciudad tiene siempre a los gobernantes que se merece”

Con Margarita lo mejor ocurre con la grabadora apagada. Y no es cobardía ni sometimiento el callar sus opiniones o tantas anécdotas jugosas como conoce, si no honradez. Sus ojos y oídos han visto y escuchado mucho durante los 22 años que ha ejercido como jefa de Protocolo y Relaciones Institucionales del Ayuntamiento de Córdoba -durante los que ha trabajado con Anguita, Trigo, Pérez, Merino y Aguilar como alcaldes-, y para alguien con un sentido tan alto de la dignidad, aunque también de la indignación, el deber de la profesión sigue intacto por mucho que lleve siete años jubilada.

Leer más –>

Celia Jiménez: “El sabor de Córdoba es el del sofrito”

La tan manida “seriedad cordobesa” siempre fue cosa de hombres. Por fortuna, el nuevo tiempo pone tal virtud en su sitio y la hace visible en el rictus de una de esas mujeres que hace tan solo un suspiro hubiera sido una profesional tan invisible en la vida pública como todas las demás. Una cocinera que ha sabido dar pasos al frente en una ciudad de gente quieta y pocas sonrisas. Y es que el presente, o también es de ellas o el futuro no será.
Celia es pionera en algo que las mujeres llevan haciendo desde el inicio de los tiempos: en cocinar. El techo que ella ha roto en Andalucía es el de conseguir el máximo reconocimiento que existe, una estrella Michelín, dentro de un arte que, como pauta, sigue siendo para ellas o privado o las sitúa un paso por detrás de ellos.
Leer más –>